Misión

En mi soledad, puedo crear ... en mi mundo interior, me encuentro reuniendo y reintegrando el Espíritu, el Cuerpo y el Alma.


Crear es un gesto de amor que refleja la misma voluntad de la Conciencia Universal de la cual saco mi inspiración para realizar una realidad del Amor que, en cada momento, vivifica todo el Universo. 

En la realidad impalpable del Sueño Real, ahora puedo componer la Melodía en el mundo de la materia para unirlos en un solo punto del que nace la Conciencia de toda la Creación. 

Es un compromiso dedicado a mí mismo y a todo lo que soy, y lo es. Ahora quiero convertirme en un hombre íntegro y leal ... un hombre que está siempre presente y consciente en todo lo que crea y experimenta en cada momento de su vida.


Me siento parte del gran proyecto de la fuerza creativa que impregna todo y eso está en todo. 

Me gustaría donar la melodía pura que reside en mi corazón no contaminado ... el corazón de la vida. 

Las melodías contenidas en la música provienen de un mundo impalpable e intangible, de un mundo donde todo está en armonía y de ahí, las melodías se mueven en el mundo de la materia para poder transformarse en vibraciones, emociones y sensaciones que no tienen connotación de espacio-tiempo, pero pertenecen al universo entero. 

Ahora, más que nunca, me gustaría compartir con ustedes el mundo de las melodías ... con todos aquellos que desean ingresar al mundo creativo de la música melódica.